Determinar la Necesidad

Introducción

Parece una tontería, pero hay que tener claro qué es lo que se quiere y cuáles son nuestras restricciones. Lo mejor es ser honesto con uno mismo. Ello evitará disgustos.
Cuanto más se planifique, mayores posibilidades de éxito habrá.

El objetivo.

La mayoría de nosotros tiende a pensar en la solución antes que en el problema. Es buena idea tener claro cuál es el objetivo del proyecto:

  • Quiero hacerme el sistema con la máxima calidad de sonido.
  • Quiero tener un sistema de calidad gastándome poco dinero.
  • Me gusta esta tecnología y quiero aprenderla.
  • Quiero experimentar con cierto tipo de solución.
  • ….

Insisto, sé honesto contigo.

Determinar las restricciones.

Por otro lado, tienes que tener claros los límites. Típicamente:

  • El dinero (alguno tendrá la suerte de no entrar en esta categoría).
  • El espacio (muchas veces relacionado con lo anterior)
  • La seguridad (si esto es importante, hay soluciones o procesos que pueden caer fuera).
  • El conocimiento (tanto a nivel científico/técnico como en términos de habilidad manual).
  • ….

Para qué todo este rollo.

Una vez que tienes claro el objetivo, estarás en mejores condiciones de decidir qué es lo que quieres hacer.

Por ejemplo, si lo que quieres es tener un equipo decente y buen precio, o símplemente no tienes tiempo, puede que la mejor alternativa no sea seguir todo el proceso de diseño del equipo que aunque es un viaje bonito, puede no ser rentable en tiempo y esfuerzo. Considera:

  • Comprar de segunda mano: ebay, foro de che.es, en general los foros de DIY o HUM suelen tener secciones de compra/venta.
  • Comprar un kit. Es el concepto Ikea llevado al mundo del audio. Te ahorras dinero y suelen llevar componentes decentes.
  • En internet hay muchos diseños disponibles como si de una receta de cocina se tratara.

Para otros el fallo no es una opción. Otros, ya estamos acostumbrados jejeje.

Salida de toda esta actividad.

Al final de este sencillo proceso, deberías terminar con una serie de requerimientos:

  • Qué es imprescindible:
    • Tamaño pequeño
    • Que suene alto.
    • Que cueste menos de 3000€
    • Aprovechar unos drivers viejos.
  • Qué es deseable:
    • Precio.
    • Independencia de la sala.

Después, intenta considerar todas las soluciones posibles, incluso si te parecen ridículas. Fíltralas por los requerimientos imprescindibles, eliminando las soluciones que no los cumplan. Asigna pesos a los requerimientos para darles mayor o menor importancia. Por último, para cada solución considerada, asigna una nota al cumplimiento con cada requerimiento.

To Do

Preparar un DAR por defecto.

Salvo que se diga otra cosa, el contenido de esta obra está bajo la licencia: Creative Commons Reconocimiento NoComercial CompartirIgual 2.5 España.